Creo verdaderamente que las pequeñas cosas son las que merecen la pena en la vida. Aprovecho antes de irme para hacer un pequeño pero sentido homenaje a mis amigos y a mi pareja porque gracias a ellos estos días previos a la expedición están siendo una auténtica fiesta; porque sin su apoyo no tendría el arranque y la energía suficientes para acometer proyectos como el que estoy a punto de comenzar; porque cuando vuelva sea cual sea el resultado van a estar esperándome con los brazos abiertos….porque son como son GRACIAS A TODOS

Read More


Cada día queda menos para que comience la expedición.
Lo curioso es la dinámica que se genera siempre estos días previos al viaje de partida. Parece que por arte de magia se crea una relación inversamente proporcional entre el tiempo y los recados, obligaciones y compromisos que quedan por hacer.
Sinceramente yo no se de donde salen tantas cosas pendientes pero conforme se acerca una al día “D” la densidad de recados aumenta hasta límites insospechados.
En fin, la parte buena de todo esto es que cuando te sientas en el avión, cuando por fin te sientas en tu sitio y te dispones a meterte en tu mundo durante las siete horas siguientes que es lo que dura el viaje hasta el primer destino te sientes pletórica, por fin han terminado los preparativos!!!, para bien o para mal el avión está a punto de despegar y lo que no está hecho ya no tiene importancia porque ya no es posible de hacer……..
Vaya, acabo de releer las líneas que he escrito y son monotemáticas pero es que llevo dos días en Zaragoza dedicándome de lleno a ellos, los queridos preparativos y tengo la mente mirando sólo en esa dirección. (de todas maneras no os preocupéis que esta tarde me escapo otra vez al monte).
Quiero agradecer, aprovechando que es lo que tengo entre manos y para que no se me olvide, al Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa” y este año especialmente a Mª Antonia Nerín, Mª Jesús Asensio y a todos y cada uno de los doctores que me han visitado por su labor y por el trato que siempre recibo cuando estoy en el hospital haciéndome pruebas.
Partir de expedición con toda una batería de pruebas hecha, que certifican que una esta sana y lista para soportar los esfuerzos físicos que vendrán derivados de la altura ayuda a irse más tranquila.
Lo dicho gracias a todos ellos y a los demás os seguiré contando detalles de todos estos días previos.
Besos gordos
Marta
Read More