Esta madrugada ha fallecido el Doctor José Ramón Morandeira, una de las figuras más importantes del mundo de la medicina de montaña a nivel español y por supuesto padre de la medicina de montaña aragonesa.

Dándonos instrucciones sobre cómo usar el botiquín de altura.
Expedición al Broad Peak (8.047m) 2007

Probando un aparato para analizar la sangre en el Campo Base del Broad Peak

Por mi parte puedo decir que la noticia me ha pillado totalmente por sorpresa, con su incombustible energía, José Ramón era la sombra impertérrita que parecía velar siempre por la medicina de montaña de nuestra Comunidad; con su genio, su carácter y su cabezonería parecía asegurado que la montaña y la medicina que ésta se merece en toda su totalidad, no iba a ser un tema que pasara por alto la clase política de Aragón, pues siempre iba a estar él allí para repetir, insistir y convencer a quien hiciera falta de la importancia de ésta.Ayer dio su última conferencia, con la doctora María Antonia Nerín, en el European Mountaineering Meeting que se clausura hoy en el Valle de Arán. 
Tenía 67 años y era médico desde los 23.



Haciéndome un análisis de sangre a 4800m, o al menos intentándolo, porque en cuanto se fue el rayito de sol que calentaba la tienda comedor la temperatura descendió tanto que el aparato analizador no pudo usarse, así que no hacía falta pinchar….(ufff menos mal!!!)


 Biografía del Doctor José Ramón Morandeira (Tomada de página web de la Universidad de Zaragoza)

Hijo de gallego y aragonesa, nació el 29 de septiembre de 1945 en Santiago de Compostela, pero cuando tenía poco más de un año su familia se trasladó a vivir a Zaragoza. Convencido de que “uno no es de donde nace, sino de donde pace”, se siente y se proclama aragonés, y en verdad que lo es hasta la médula. Dicho esto, hay que aclarar que se reconoce “un híbrido, como la mayoría de españoles” y que no renuncia al honor de haber nacido en una de las ciudades mas bonitas del mundo.
Estudió en el colegio “El Salvador” de los jesuítas y luego en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, en la que se licenció en 1968 con la calificación de sobresaliente. Durante este primer periodo universitario también curso estudios de periodismo, e incluso mantuvo durante dos años una página semanal sobre la montaña y sus deportes en el diario “El Noticiero” de Zaragoza. Al año siguiente de acabar la carrera de medicina fue nombrado Profesor Ayudante de Clases Prácticas de la cátedra de Patología y Clínica Quirurgicas. Por aquello años realizó estancias de formación de seis meses en el Good Hope Hospital de Birmingham (Gran Bretaña), de un año en el General Hospital de Stanford (Estados Unidos) y de un año en el Hotel Dieu de Paris (Francia). Ganó con el numero uno las oposiciones para médico militar, pero renunció siendo teniente para dedicarse a sus tareas universitarias. Luego cursó los estudios de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, en la que también se licenció con sobresaliente. A mediados de los años setenta pasó a ser director del Laboratorio de Cirugía Experimental de la Facultad de Medicina de Zaragoza y creó una unidad para el tratamiento de las congelaciones en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Estas dos líneas iban a marcar en lo sucesivo toda su brillante trayectoria profesional.
José Ramón Morandeira abordó su vida como montañero con el mismo rebosante ímpetu que ha presidido siempre todas las facetas de su vida. Su trayectoría es demasiado amplia para ser resumida en esta breve nota. De sus muchos logros alpinisticos, los más conocidos son probablemente la apertura en 1966 de una vía en la cara norte de la Peña Telera que pronto se convirtió en clásica (la Gran Diagonal), la expedición de 1968 al Alto Atlas en la que abrió una nueva vía al Ayoui, la expedición de 1970 al Hoggar, la que hizo años mas tarde a los montes Taurus en Turquia, la de 1976 a los Andes y la celebre expedición de 1980 al Baruntse (7.220 m) en el Himalaya del Nepal (en la que el personalmente realizo la primera del Baruntse Shar o cima sur). En 1968 fue galardonado con la medalla de bronce de la Federación Española de Montanismo y en 1970 fue nombrado mejor deportista de Aragón en montaña. En 1974 recibio la medalla de oro de la Federación Española de Montañismo y volvió a ser nombrado mejor deportista de Aragón en montaña.
Esquemáticamente, puede decirse que las principales líneas de actuación del Profesor Morandeira en medicina de montaña son tres:
La primera de ellas es el estudio de las congelaciones, que comenzó con la creación en 1976 de una unidad específica para su tratamiento en el Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, en colaboración con el Dr. Foray del hospital de Chamonix. Esta línea de trabajo dio lugar a varias tesis doctorales (Martínez Villen, Gil Romea, Carrasquer Sese…), a una nueva modalidad terapéutica cuya eficacia aun no ha sido bien evaluada(la neuroestimulacion epidural) y a un trabajo de investigación en la Abteilung fur experimentelle Chirrurgie de la universidad de Heidelberg. Si es verdad que la talla de un maestro se mide por la valía de sus discípulos, hemos de admitir que José Ramón Morandeira tiene muchos motivos para estar satisfecho.
La segunda fue la creación de un sistema de rescate en montaña medicalizado en Aragón. El merito de José Ramón Morandeira fue aprovechar su gran prestigio en la sociedad aragonesa y su influencia en la clase política local para hacer ver la importancia del rescate medicalizado, no solo para los montaneros sino también para los montañeses (e indirectamente para el desarrollo económico de las comarcas de montaña). El laborioso proceso por el cual la tarea del rescate en montaña recayó en la Guardia Civil ha sido relatado por el propio Morandeira en un artículo y en varios libros. Al parecer todavía fue mas laborioso el conseguir que el rescate estuviera medicalizado, cosa que no se logró hasta 1999 (el principado de Asturias disponía de rescate medicalizado desde 1989). Fruto de esta línea de trabajo fueron también diversos estudios epidemiológicos, entre los que destacan las tesis doctorales de Avellanas Chavala y de Nerin Rotger.
La tercera línea de actuación es en cierto modo consecuencia de la segunda, puesto que para medicalizar el socorro en montaña en Aragón era menester formar específicamente al personal sanitario que había de ocuparse de ello. Durante la primera mitad de la década de 1990 José Ramón Morandeira preparo meticulosamente un proyecto que había de conducirle a la creación en 1995 del entonces denominado Diploma Universitario de Medicina de Urgencia en Montaña  (DUMUM): un ambicioso programa de formación en cinco etapas (el mas largo del mundo) para la formación de médicos y enfermeros, entre los que salieron los que luego se hicieron cargo del rescate medicalizado en Aragón. Actualmente se denomina Master Universitario de Especialización en Medicina de Urgencia en Montaña y sigue teniendo mucho éxito.
El Profesor Morandeira fue el organizador de las IV Jornadas Nacionales de Medicina de Montaña, que tuvieron lugar en Zaragoza en 1979. Cuatro años después, en las Jornadas de San Sebastián, fue uno de los 30 entusiastas que decidieron fundar la Sociedad Española de Medicina y Auxilio en Montaña, de la cual ha sido siempre uno de sus miembros más conspicuos. Ha participado activamente en casi todas las Jornadas de Medicina y Socorro en Montaña y es, con diferencia, el autor que mayor número de comunicaciones ha firmado de cuantas se han presentado en las mismas. En 1999 se le concedió el premio August Castelló i Roca.
José Ramón Morandeira es un hombre muy peculiar, que jamás deja indiferente a quienes lo tratan. Cualquier descripción del carácter de una persona es forzosamente subjetiva e incompleta, pero en este caso merece la pena aportar alguna pincelada, dada la jugosa personalidad del biografiadoJosé Ramón es impetuoso. Sus maneras pueden parecer toscas a primera vista, pero su aparente rudeza es engañosa, porque esconde una gran capacidad de trabajo, una viva inteligencia y una gran preparación intelectual. Habla varios idiomas (todos ellos con un terrible acento y tiene mucha experiencia internacional, pues durante 12 años fue el asesor medico de la Federación Española de Montanismo y, como tal, asistió a las reuniones de la comisión medica de la Unión Internacional de Asociaciones Alpinas (UIAA) y de la Comisión Internacional para el Socorro Alpino (CISA/IKAR). Procura ser tan noble y sincero como debe serlo todo buen aragonés, pero desconoce las sutilezas de la diplomacia y jamás se ha planteado si sus opiniones son políticamente correctas o no. A menudo no lo son; especialmente (según sus propias palabras) “en lo relativo a racismos y nacionalismos”. A veces, sus interlocutores pueden sentirse ofendidos sin que haya sido su deseo ofenderlos. En ocasiones las circunstancias le obligan a decidir sin preguntar. Su aragonesismo militante puede resultar excesivo para los no aragoneses. Con todos estos antecedentes, no es de extrañar que a lo largo de su vida se haya granjeado tan acérrimos detractores como entusiastas admiradores. Cosa curiosa, incluso tiene ¡detractores-admiradores! Unos y otros, sin embargo, coinciden en lo fundamental: José Ramón Morandeira, personaje controvertido, profesor universitario y, sobre todo, montañero a ultranza, es desde hace mas de tres decadasuna figura clave de la medicina de montaña española.
 Como muy bien describe nuestro amigo Juan Korkuerika en su blog, «Free Think-Free Climbing (http://korkuerika.blogspot.com.es/) Hoy la montaña y todos los que tuvimos la suerte de conocerle tenemos algo roto por dentro. Gran hombre y excepcional médico, carismático, irónico, audaz, inteligente, trabajador, investigador, defensor a ultranza de la justicia y de lo social, crítico, muy crítico. Montañero de los pies a la cabeza, detractor de la tontería y ARAGONÉS hasta las trancas.
A mi no me salen las palabras….nunca he sabido que decir en las despedidas.
Todos mis respetos a este hombre tan especial.
Marta
Read More


Tal día como hoy, hace dos años, terminábamos el proyecto de ascender todos los 3miles del Pirineo.

Fue una pasada de experiencia y tadavía está tan vivo en nuestras memorias que aun parece que fue ayer cuando andábamos pendientes de la meteo, de la nieve, intentando modificar la logística hecha sobre el papel para terminar, disfrutando, cresteando, corriendo laderas abajo en las bajadas, durmiendo en refugios y llegando a cimas entonces solitarias bañadas por las peculiares luces del otoño pirenaico.

Durante los días que duró el proyecto el blog fue un vinculo muy especial que nos dio fuerzas, dónde compartíamos nuestras andanzas a cambio de grandes dosis de cariño, apoyo y motivación que recibíamos por parte de todos.
Creo que nunca como entonces sentí que mi blog estuviese tan vivo y que fuese tan útil.
Hoy Barrabés además, ha sacado por fin en edición digital el artículo que hemos escrito contando nuestra experiencia. Como si de un regalo de aniversario se tratase. 
Aquí teneis el enlace para quien quiera echarle una ojeada:
www.barrabes.com/cuadernos/e_cuadernos/CT_64/flash.html
Esta vez recordando días pasados en la montaña en la mejor de las compañías…como siempre ¿qué más se puede pedir?
Un abrazo
Marta
Read More


Este pasado puente del Pilar estuvimos escalando Alex, Sergio, María y yo en diferentes zonas de Euskadi y Navarra. Aunque el plan original era ir a Picos de Europa, con la meteo que pronosticaban decidimos cambiar de planes, usar de campo base la casa de Sergio y María en Mungía y dedicarnos más a la escalada deportiva….por si había que «salir por patas», entre otras cosas.
Así hemos tenido la oportunidad de escalar (y yo además de conocer), Urdulitz y Atxarte (sector la Puerta) en Euskadi y San Fausto en Navarra.
Urdulitz es una escuelilla chiquitita de arenisca, con una escalada muy peculiar y obligada, que logró calentarnos los antebrazos y darnos unos cuantos buenos momentos a los cuatro.
A mitad del puente y filtreando con la lluvia, conseguimos escalar todo un día en Atxarte.

Paisajes y bosques siempre verdes

Vista parcial del Sector la Puerta de Atxarte.
Somos dos las personas escalando en la pared….¿dónde esta Wally? ji,ji

Asegurando a María con Sergio y Mara bien atentos.

Sector muy bueno de placa más o demás desplomada. Roca fantástica

María «leyendo» la roca

Sergio a tope.

Yo no conocía esta escuela y tengo que decir que me encantó. Por lo menos este sector, al que cuesta un poquito llegar porque es uno de los más altos y alejados que ves desde el coche….vaya todo esto entendido en términos «frikis»…porque cuesta llegar…media hora cuesta arriba¿?
Es placa, placa…aunque también tiene algunas vías en las que hay que tirar más, casi todas de ellas tienen un corte deportivo moderno y por tanto una equipación correcta, así que no cabía el miedo a volaaaaar.

Sergio

Se aprecia un poco más la vía que estaba escalando

Disfrutando!!!!

La parte inferior del sector tiene esta forma arrampada muy característica

Las chicas siempre atentas

Día espectacular también de temperatura

A por ella!!!!!

y….¿dónde me agarro ahora?

Ellos también atentos eh?

Bailando de un lado a otro en la plaquita

Vías largas, que había que trabajar

Vista hacia abajo

Los espectadores….siempre nos dejamos el cuello!!!!

Menos mal que ahora el que asegura es Sergio  😉

María descansando guapísima

El día de vuelta a casa a pesar de que se pegó toda la noche lloviendo y amaneció nublado y mojado, cuando llegamos a Estella parecía que el Sol quería ganar la batalla a las nubes, así que paramos en San Fausto a ver si «colaba» y fuimos afortunados, cuando nos fuimos, incluso hacía calorcito. Así que otra sesión de plaquitas, algunas ya conocidas y con algún que otro deber cumplido.
Una vez más, días de escalada en inmejorable compañía, disfrutando del aire libre, la montaña y las buenas sensaciones.
¿qué más se puede pedir?
Un abrazo
Marta

Read More


Esta semana he podido ir a visitar a Román, un buen amigo que vive en Talavera de la Reina y los dos juntos hemos aprovechado para escalar en diferentes lugares cercanos a su casa.
El martes, primer día de escalada, comenzamos haciendo la vía «Jack Daniels» 180m ED 6b+, 6b obligatorio en Villarejo.

Román en la base de la vía
Placa por la que discurre el itinerario de la vía, llegando a la dcha del techo.

Yo estoy mucho más acostumbrada a escalar en caliza que en granito, y este primer día nos pareció buena idea comenzar con una escuela en la que las placas están protegidas con chapas y las fisuras se dejan proteger perfectamente con tus piezas.

Román comenzando con el primer largo V+
Un perspectiva de las placas que recorrimos
Mirando hacia arriba…lo que nos queda de la vía
Román llegando a la segunda reunión
Si sale mirando a la cámara!!!!!
En las placas de 6b+ del tercer largo…..muy bonitas, finas y bien protegidas
Vista panorámica desde una de las reuniones de la vía
En la cima, contentos, la vía merece mucho la pena si te gusta escalar en placas.
Reseña  http://luichy-lanochedelloro2.blogspot.com.es/2012/08/torre-de-villarejo-jack-daniels.html

La escalada en placa me encanta así que terminé el día encantada de la vida y con un encadenamiento bonito para el saco. De todas maneras Villarejo se caracteriza porque a pesar de que tiene las placas bien protegidas, eso no quiere decir que se pueda acerar de chapa a chapa, ni siquiera con estribos, así que lo mejor (y necesario para disfrutar) es elegir una vía acorde con tu grado en este tipo de escalada.

El segundo día de escalada, ya con la iniciación en escalada de granito plaquero hecha, nos fuimos al Torozo, zona donde la escalada es más de aventura que en Villarejo.

Nosotros en concreto hicimos la Vía de «Los amigos» MD sup 250m V+/A2 Oblig. En ella no encontramos más que casi todas las reuniones montadas, y algún clavo por el camino.

Esta es la reseña de http://www.caranorte.com/. También la tenéis en la revista Desnivel nº 143.
Con el material «ordenado» para empezar a escalar
Román dándole al tercer largo
Placa, placa, placa…menos mal que el día anterior nos curtimos en Villarejo
Reunión «espectacular» de buriles, es la reunión del diedro, totalmente colgada, que cómoda!!!!!
Román recuperando el diedro, precioso y perfecto
Técnica bavaresa, a tope!!!!!!
La vía nos dejó un buen sabor de boca, la sensación de que habíamos tenido que pelearla y que no te podías descuidar en ningún momento. Aunque es cierto que yo me confundí en el segundo largo y llegué a reunión por una parte más difícil, en general nos pareció que el grado de la vía no estaba regalado.
Terreno de aventura….otra gran zona de escalada que apenas conocía.
Y el último día escalamos en la Pedriza, no podía irme sin conocer una de las universidades de la escalada en España.
Paisaje muy característico
Reseña de la Vía

Escalamos la Cara Sur del Pájaro, la vía actual, 6c V+/A1 oblig, espectacular y con un tipo de escalada muy característico (pedricero).

Terminando el primer largo, muy completo, placa, diedro y escalada en X
Román en el segundo largo de diedros más marcados
las vistas desde una reunión, paisaje muy peculiar
Terminando uno de los diedros
En la parte de abajo del escudo, antes de comenzar con el «apretón»
llegando a la penúltima reunión por las «setas pedriceras»
Uno de los riscos de la pedriza ¿qué forma veis?
Román en la cima
Y yo disfrutando del día
Pasillos pedriceros, me recuerdan a barrancos de Guara
 Al final tres días buenísimos, aprovechados cada minuto, un viaje muy completo, enriquecedor y divertido.
Una vez más pasando buenos ratos de escalada con amigos en la montaña…..qué más se puede pedir???
Un abrazo. Marta
Read More

1 3 4 5 6 7 23