Hola a todos!!!!!
Qué bien se está en el Pirineo!!!!! Los días todavía tienen horas de luz suficientes para poder hacer actividades largas, y al final no podemos evitarlo, las montañas que consideramos nuestra casa son las que más nos gustan. Me gusta reencontrarme con ellas cada vez que vuelvo de expedición.
Hoy me dispongo a contestar otra pregunta, esta vez es Michel quien la formula, quiere saber qué materiales y ropa llevamos cuando estamos de expedición.
Creo que la principal característica de la ropa que llevamos en los ochomiles es que es ropa específica para el frío, dentro de que tiene que ser funcional para hacer montaña con ella. Por ejemplo la prenda más específica y que no se usa más que en montañas altas es el mono de plumas. Cuando estás dentro de un mono de estos es como si estuvieras metida en un saco de dormir con brazos y piernas; normalmente el relleno de pluma que tienen es bastante alto y aunque no llega a ser el de los sacos es suficiente. Estos monos nos los solemos poner tanto los días de cima como los días que nos movemos por cotas altas (por encima de los campos 2, 6000m-6500m) y una vez que nos los colocamos ya no nos los quitamos ni para dormir, porque lo habitual es que en zonas altas de las montañas vayamos con sacos ligeros así que son imprescindibles también por las noches. Debajo del mono yo suelo llevar (un día de cima) 4 o 5 capas de ropa en el tronco y unas mallas en la piernas. Camiseta térmica pegada al cuerpo, camiseta de powerstrech, chaleco de primaloft, primaloft y si lo necesita chaleco de plumas, todo ello debajo del mono!!!!!! mis compañeros masculinos no llevan tanta ropa pero yo lo he cogido por costumbre y este año por ejemplo recuerdo llegar a la cima temblando de frío a pesar de todo!!!!
Otra cosa característica de la expediciones son las botas, son especiales para soportar bajas temperaturas, llevan botines interiores y una especie de polaina incorporada que te sube hasta la rodilla, son más ligeras que las antiguas botas de plástico y una con ellas se siente un auténtico gato con botas porque siempre hay que llevarlas un poco grandes para que el pie no se congele y como de por si ya son voluminosas…..
El material duro es muy similar al que se usa en montañas más bajas. Piolets (técnicos o de bastón según el ochomil, este año llevamos dos técnicos), crampones, arnés, jumar y cabo de anclaje para cuando hay cuerdas fijas, este año como ibamos a transitar por un glaciar llevabamos cordinos y mosquetones por si alguien se caía en una grieta poder montar un polipasto para sacarlo; clavos, estacas de nieve y tornillos de hielo para fijar las cuerdas y progresar….
Las cuerdas que se fijan suelen ser de 6, 7 o como muchísimo 8mm. y este año llevabamos otra cuerda normal para encordarnos hasta el campo2.
Vuelvo e nuevo a la ropa y pienso que otra prenda especial son los guantes, manoplas de plumas o sintéticas para el día de cima pero lo más calientes posibles y por tanto siempre son muy “tochas”, difícil agarrar los piolets con ellas, suele ser una de las cosas que más incordian el día de cima. Yo suelo colocar un cinta plana con nudos en el piolet que me hace las veces de dragonera fácil. Con esas manoplas no puedes ni bajar una cremallera así que cada dos por tres hay que quitárselas y ponérselas pero con cuidado porque perder una de ellas sería un tremendo problema.
Las gafas de sol aunque son normales es bueno que lleven de los mejores cristales que existen en el mercado porque a esas alturas los rayos ultravioleta son muy severos.
Y como curiosidad deciros qu yo uso camelbak durante toda la ascensión incluido el día de cima. Entonces me lo coloco por dentro del mono, paso el tubo del agua por la axila y me coloco la boquilla en el pecho; de esta manera sólo tengo que bajar un poco la cremallera del mono para beber. De momento no se me ha congelado nunca.
En el campo base para mi es importante mantener los pies calientes los días de frio y a las noches así que llevo unas botas de descanso de estas de apre-ski que son como mis zapatillas de ir por casa allí.
Antes de terminar decir que Trangoworld me facilita ropa y algo de material de su marca.
Un abrazo a todos.
Michel espero haber respondido a tu pregunta
Marta

Read More





Hola a todos!!!
Esta vez para fortuna mía os escribo desde el ordenador de mi casa!!!!!!!. Por fin llegamos el domingo pasado a Madrid. Yujuuuuuuuu
En fin, antes de nada y como lo prometido es deuda voy a responder a unas preguntas que me hace Gerardo desde el sur de España. Por cierto Gerardo muchas gracias a ti por tus ánimos y apoyo.
Me preguntas que cuando estamos en la montaña cómo coseguimos las provisiones, sobre todo esos días que pasamos en el ataque a cima…
Cuando vamos de expedición a estas montañas lejanas la organización es más o menos la siguiente:
la comida que comemos en el campo base nos la suministra la agencia con la que contratamos los servicios de tierra (así lo llaman ellos) y que consisten precisamente en eso, en que ellos te ponen las tiendas del campo base y la comida así como un cocinero que te acompaña y que se encarga de que todo este listo en cada comida. Para que no falte nunca comida ellos se organizan, independientemente de que el pueblo más cercano este a 1 día (como pasa a veces en Nepal) o a 6 como aqui en el Baltoro. Normalmente cada ciertos días llega un portador con algo de comida “fresca”.
En los campos base a pesar de comer bastante bien si algo echa uno de menos son sobre todo los vegetales y la fruta, muy difíciles de conservar. Como anécdota contarte que este año presenciamos en directo como mataban a una especie de yak que subieron hasta el campo base, luego su carne colgaba en la tienda almacen por todos los lados. A parte de carne de yak comimos mucho arroz, muchas patatas y mucha pasta.
Por otro lado la comida que llamamos “de altura” es la que llevamos a la montaña cada vez que salimos y esa la llevamos en su totalidad desde España.
Cuando haces una expedición simpre tienes que mandar un cargo aéreo, es decir parte del material en bidones que viajan antes que tú al país porque con los 20 o 30 kg que te dejan llevar en el avión nunca es suficiente. En este cargo aéreo además de material de escalada se suele mandar comida y queda ya a elección de cada uno lo que envía. Por un lado se manda esta comida de altura que te digo y por otro muchas veces se mandan pequeños vicios que sabes que allí te harán la vida un poco más fácil como por ejemplo un poquito de aceite de oliva, algo de jamón serrano, a veces hemos llevado café con una cafetera para hacerlo… la verdad es que al final uno tiene que tener en cuenta también que cada kilo que manda por esta vía le cuesta unos 5 euros así que hay que pensarse bien lo que se lleva.
La comida de altura que yo llevo es muy parecida a la que como aquí cuando voy al monte. Este año he llevado mogollón de sopas (es muy importante comer caliente en la montaña, para ello llevamos en las mochilas como es lógico los hornillos y las cargas de gas según los días que vamos a pasar arriba), he llevado también longaniza de Graus por cortesía de embutidos “El Cortante”, gracias a ellos también (interesa llevar comida que por otras veces hayas constatado que te apetece comer), pure de patata, latas de atún en aceite de oliva y queso. Infusiones y galletas para los desayunos y frutos secos y alguna gominola para comer durante el día. Intento evitar con todas mis fuerzas las barritas energéticas y reservé los geles para el día de ataque a cima porque si que es verdad que ese día hay que echar al estómago cosas que no tengan casi digestión y que aporten la máxima energía posible.
Para llevar toda esta comida a la montaña decirte que este año hemos contado con la ayuda de dos porteadores de altura que precisamente la labor que han hecho ha sido ayudarnos con el peso que hemos tenido que transportar, aunque tengo que decirte también que no era precisamente la comida lo que más pesaba, al final te vas organizando según los días que pasas arriba y cuando llegó el ataque a cima además ya teníamos en la montaña comida que nos había sobrado de los porteos osea que no tuvimos que subir tanta como parece, ten en cuenta que cada día que pasas allí arriba comes muy poco, menos conforme ganas altura, así que la tarea no es muy difícil.
Gerardo espero haber respondido a tus preguntas, culquier cosa más que se os ocurra no dudeis en preguntármela.
Un abrazo a todos
Marta

Read More

1 2 3 7