Montaña en familia

Pasar un día con nuestros hijos en contacto con la naturaleza puede ser una experiencia mágica para toda la familia.

Junto a los pequeños de la casa podemos hacer un barranco sencillo, una vía ferrata de iniciación o pasar el día aprendiendo a escalar o interpretando y descubriendo los tesoros que esconde la montaña haciendo senderismo interpretativo.

Hagamos lo que hagamos, nos esforzaremos porque los niños conozcan un poco más la flora, la fauna y las costumbres del lugar, atendiendo sus demandas curiosas.

Yo comencé a ir a la montaña de manos de mi padres, lo que al principio era un juego se convirtió en una pasión y lo que es mi pasión se ha convertido en mi profesión. Así que os animo a los padres a que os regaleis estos momentos en familia, los niños cuando menos aprenderán a respetar mucho más el medio ambiente y nosotros disfrutaremos de una jornada relajada y divertida junto a ellos.

 

 

la foto (1)la foto (3)la foto (4)la foto (5)la foto (6)la foto