¿Por qué un guía de montaña?

….…el 92,04 % de los accidentados realizaba la actividad sin guía titulado. En España aún no existe una cultura de contratación de guías para realizar actividades de montaña, de forma que tan sólo un 3,92% de los accidentados estaban tutelados por un guía, lo que muestra la seguridad que ofrece la realización de actividades guiadas.

Las actividades que se desarrollan en la montaña llevan implícitas un riesgo propio del medio en el que se realizan; debido a las características cambiantes de éste, el riesgo cero nunca existe. Contratar un guía es poner en manos de un profesional la gestión de estos riesgos y aunque como hemos dicho, éstos nunca serán eliminados del todo, sí que serán minimizados al máximo.

En España la profesionalización de los guías se regula por dos normas estatales: el real Decreto 318/2000 y por la Orden ECI/858/2005

La Asociación Española de Guías de montaña (AEGM) pertenece a las plataformas internacionales UIAGM (Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña) y a la UIMLA (Unión internacional de Guías Acompañantes de Montaña) y vela por la calidad de la formación y profesionalidad de todos los guías que la forman.

 

 

Escudos montaña