Haciendo caso al médico y a la fisioterapeuta hace un mesecito escaso que he comenzado de nuevo a hacer excursiones por la montaña.
Vamos probando como responde la pierna y afortunadamente hasta el momento no me puedo quejar.
Como este año va a ser impensable que me ponga esquís, y por los Pirineos no está la nieve precisamente para caminar, me estoy dedicando a recorrer esa gran desconocida que es para algunos, la Sierra de Guara.
Escribo la entrada para que ésta pueda servir de información a quien quiera realizar algún día esta excursión.

Primeras luces del día sobre el Fragineto 1734m y el Tozal de Guara 2078m 

Para comenzar a andar hay que llegar con el coche hasta el aparcamiento del embalse de Vadiello. No tiene pérdida porque allí se termina la carretera.
El pico Borón está hacia el NW de nuestra posición, pero para empezar a caminar echamos la vista atrás en la carretera y encontramos un cartel que nos indica el sendero por el que comenzar la jornada.

Una panorámica del parking con el lugar desde donde comienza el sendero

 A nosotros nos ha costado 1h 30′ subir hasta el pico y otra 1h20′ bajar. En total según nuestro GPS nos han salido 995m dedesnivel positivo acumulado.
Personalmente me ha parecido una ascensión preciosa porque en muy poco rato pasas por terrenos muy diferentes y las vistas que se tienen hacia el Oeste del Pico Fragineto 1734m y del Tozal de Guara 2078m son espectaculares.
Cuando alcanzas la cima las vistas también merecen un rato de contemplación sosegada, ya que en un día despejado podemos observar la grandiosidad del Pirineo al Norte, toda la planicie de la Hoya de Huesca al Sur y los Picos antes mencionados al Oeste

Comenzando la ascensión se ve así el embalse de Vadiello y el Fragineto 1734m, que es el pico de más a la izda.
Al principio el sendero gana desnivel fuertemente, pero cuestión de 15-20 minutos habremos hecho ese tramo

Las agujas de Vadiello

Una vista al camino por el que vamos, con las agujas de Vadiello a la derecha nuestra

La aguja denominada el Puro de Vadiello

Una vez superado este primer tramo de sendero empinado alcanzamos dos zonas de pequeñas trepadas donde tendremos que echar las manos a la roca para ayudarnos a subir.

Esta primera parte más estrecha no supone tanta trepada y además se podría haber evitado por la izquierda

Echando la vista hacia atrás, viendo el camino recorrido

No resulta nada difícil superar las dificultades que aparecen en el camino

Un poco más de trepada

En mitad de la segunda trepada, en este caso tenemos una cuerda fija que nos ayudará mucho sobre todo en la bajada y en caso de que el piso estuviera mojado

 Una vez que hemos superado esta especie de chimeneas fáciles y divertidas llegamos a un tramo de bosque por el que seguiremos subiendo y en otros 20 minutos salimos de él llegando ya a la parte «alta» por la que continuaremos a partir de ahora la excursión.
Este no quiere decir que aquí hayan terminado los desniveles a superar, pero sí que comenzamos ya a tener vistas de los alrededores.

A lo lejos se ve el recorrido que seguiremos por la arista alomada del fondo

El Borón 1327m a la derecha de la imagen, lo vemos por primera vez desde que hemos empezado

Borón 1327m y Fragineto 1734m a la derecha

El terreno por el que transitamos ahora es así

La cresta que recorreremos será siempre así de ancha, sin ninguna dificultad

De nuevo la arista pedregosa que estamos recorriendo, con el Borón 1327m 

Quizás en esta foto se observa mejor lo que nos queda hasta el collado que nos separa del pico

 En esta zona pedregosa, carente de vegetación alta podemos transitar más o menos por donde queramos sabiendo la orientación que tenemos que llevar, que está muy clara porque vemos constantemente nuestro objetivo.
Hay algunos mojones que nos ayudan a seguir la traza, no obstante en un día de niebla puede ser muy difícil orientarse en esta zona.

Cuando tenemos esta prominencia delante podemos optar por subir la loma hasta lo más alto y bajar por el otro lado o ir un poco a media ladera bordeándola sin ganar ni perder desnivel

Bordeando un poco la loma

Echando la vista atrás de aquí venimos

Una vez bordeada la loma, o ascendida y descendida tomaremos una especie de espolón con orientación Sur (lo que refleja el sol es el agua del embalse de Vadiello)

Este es el espolón por el que hemos bajado y el camino sigue por donde está Alex, es decir hacemos un giro a izquierdas bastante marcado, prestar atención a un mojón que nos señala el sitio donde abandonar el espolón

 llegado hasta aquí ya sólo nos queda descender un poco más hasta el collado y ascender la pendiente final hasta la cima.
De todas maneras tomarse con algo de calma este tramo final porque la ascensión es por pedrera más o menos descompuesta que no ayuda mucho a la progresión. Nosotros aquí rondábamos los 50 minutos de caminata

Así observamos nuestro objetivo, cada vez más cerca.

Esta es una praderilla muy característica en las cercanías de collado, en la que tendremos que fijarnos muy bien por donde hemos llegado para que cuando regresemos sepamos que camino seguir

En la pendiente final de la montaña, cuando estás subiendo es fácil perder el camino porque no se sigue tan fácil, no obstante en un día despejado como el nuestro puedes subir alcorzando por las placas de caliza que incluso aceleran la penosa progresión por la pedrera suelta

Las agujas de Vadiello ya dejadas atrás. Según estamos mirando la foto hemos hecho una especie de medio circulo de izdas a derechas desde que hemos salido ya que hemos ido por toda la parte rocosa elevada que se ve

Una vista mucho más completa del camino que hemos seguido

Dando los últimos pasos antes de la cima

Cima del Borón 1327m

Panorámica con el Pico Fragineto 1734m

Panorámica de Norte a Sur pero pasando por el Oeste

Esta es la pedrera que conforma la loma final del pico. Nosotros preferimos subir por las placas de caliza y bajar corriendo por las piedras más sueltas

Regresando al collado

Se intuye la pradera antes mencionada, insisto en un día soleado casi cualquier camino nos sirve porque vemos muy bien a donde queremos ir, en este caso a alcanzar de nuevo la cresta rocosa y alomada

 Si prestamos atención en el recorrido, sobre todo al principio de la pendiente final podremos observar tesoros como estos fósiles tan bien conservado pertenecientes a la formación Calizas de Guara

Nummulites y alveolinas de las calizas de Guara

Del espolón al collado, y por tanto ahora de vuelta del collado al espolón por el que descendimos el camino está indicado con pintura azul en algunas rocas

En el regreso decidimos ir más a media ladera y no ganar y perder tantos desniveles

http://es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=search#

Esperando que esta información pueda ser útil a quien se anime a realizar esta excursión.
Un abrazo
Marta

1210 View

Leave a Comment