Hola a todos!!!
Esta vez para fortuna mía os escribo desde el ordenador de mi casa!!!!!!!. Por fin llegamos el domingo pasado a Madrid. Yujuuuuuuuu
En fin, antes de nada y como lo prometido es deuda voy a responder a unas preguntas que me hace Gerardo desde el sur de España. Por cierto Gerardo muchas gracias a ti por tus ánimos y apoyo.
Me preguntas que cuando estamos en la montaña cómo coseguimos las provisiones, sobre todo esos días que pasamos en el ataque a cima…
Cuando vamos de expedición a estas montañas lejanas la organización es más o menos la siguiente:
la comida que comemos en el campo base nos la suministra la agencia con la que contratamos los servicios de tierra (así lo llaman ellos) y que consisten precisamente en eso, en que ellos te ponen las tiendas del campo base y la comida así como un cocinero que te acompaña y que se encarga de que todo este listo en cada comida. Para que no falte nunca comida ellos se organizan, independientemente de que el pueblo más cercano este a 1 día (como pasa a veces en Nepal) o a 6 como aqui en el Baltoro. Normalmente cada ciertos días llega un portador con algo de comida «fresca».
En los campos base a pesar de comer bastante bien si algo echa uno de menos son sobre todo los vegetales y la fruta, muy difíciles de conservar. Como anécdota contarte que este año presenciamos en directo como mataban a una especie de yak que subieron hasta el campo base, luego su carne colgaba en la tienda almacen por todos los lados. A parte de carne de yak comimos mucho arroz, muchas patatas y mucha pasta.
Por otro lado la comida que llamamos «de altura» es la que llevamos a la montaña cada vez que salimos y esa la llevamos en su totalidad desde España.
Cuando haces una expedición simpre tienes que mandar un cargo aéreo, es decir parte del material en bidones que viajan antes que tú al país porque con los 20 o 30 kg que te dejan llevar en el avión nunca es suficiente. En este cargo aéreo además de material de escalada se suele mandar comida y queda ya a elección de cada uno lo que envía. Por un lado se manda esta comida de altura que te digo y por otro muchas veces se mandan pequeños vicios que sabes que allí te harán la vida un poco más fácil como por ejemplo un poquito de aceite de oliva, algo de jamón serrano, a veces hemos llevado café con una cafetera para hacerlo… la verdad es que al final uno tiene que tener en cuenta también que cada kilo que manda por esta vía le cuesta unos 5 euros así que hay que pensarse bien lo que se lleva.
La comida de altura que yo llevo es muy parecida a la que como aquí cuando voy al monte. Este año he llevado mogollón de sopas (es muy importante comer caliente en la montaña, para ello llevamos en las mochilas como es lógico los hornillos y las cargas de gas según los días que vamos a pasar arriba), he llevado también longaniza de Graus por cortesía de embutidos «El Cortante», gracias a ellos también (interesa llevar comida que por otras veces hayas constatado que te apetece comer), pure de patata, latas de atún en aceite de oliva y queso. Infusiones y galletas para los desayunos y frutos secos y alguna gominola para comer durante el día. Intento evitar con todas mis fuerzas las barritas energéticas y reservé los geles para el día de ataque a cima porque si que es verdad que ese día hay que echar al estómago cosas que no tengan casi digestión y que aporten la máxima energía posible.
Para llevar toda esta comida a la montaña decirte que este año hemos contado con la ayuda de dos porteadores de altura que precisamente la labor que han hecho ha sido ayudarnos con el peso que hemos tenido que transportar, aunque tengo que decirte también que no era precisamente la comida lo que más pesaba, al final te vas organizando según los días que pasas arriba y cuando llegó el ataque a cima además ya teníamos en la montaña comida que nos había sobrado de los porteos osea que no tuvimos que subir tanta como parece, ten en cuenta que cada día que pasas allí arriba comes muy poco, menos conforme ganas altura, así que la tarea no es muy difícil.
Gerardo espero haber respondido a tus preguntas, culquier cosa más que se os ocurra no dudeis en preguntármela.
Un abrazo a todos
Marta

1363 View

2 thoughts on “Por fin en casa



Leave a Comment