Me costó un poco, pero el sábado pasado convencí a Tania, Olatz y Bordini para ir a Riglos.
Conforme va pasando la temporada más cansada estoy del frio y la nieve y tenía un mono de roca…..menos mal que Riglos y su microclima siempre está allí.
Mientras Olatz y Bordini se relajaban escalando la Chopper y Chopperior, Tania y yo ns quedamos en los largos de los volaos, la pobre Tania con sus uñas de los pies al pil-pil no pudo ni ponerse los gatos, lo que no quiere decir que no escalara….pues buena es su motivación.
Pasamos un día fabuloso, recordándole al coco esto de la escalada (que se dio muy bien por cierto), pasando calorcito (el sol del invierno es de las mejores cosas que hay en la vida) y disfrutando nuevamente de los amigos.

feliz como una perdiz

«peleando» con las panzas del patatal

Ultimamente las chicas estamos a tope!!!!!

  Un abrazo a todos, este viernes a ver si consigo engañar a otro amigo para seguir disfrutando de la roca….lástima de temperaturas.
Un abrazo
Marta

609 View

Leave a Comment