Entre las clases del 3er nivel de guías y la reunión de la AEGM, Fer y yo aprovechamos para hacer una escapadita a Riglos con Fernando Calvo y Martín Moriyon. A la que por supuesto, cuando se enteran se apuntan Lombas, Esko, Rivas, Pilar y Jacinto.

Aunque los locales ya estemos acostumbrados, a la gente de fuera le encanta llegar a Riglos, observarlos, y saber que tienen todo un día de escalada en ellos por delante.

Después de alguna duda Fernando y Martín deciden que se vienen a probar con Fer y conmigo la Chooper-Chooperior, yo creo que saber que iba  a dar el sol durante todo el día les hizo decantarse finalmente por esta vía…. que ya vamos estando en invierno y hay que buscar la «roca caliente».

Fernando y Martín salen delante, que seguro escalarán más rápidos la vía y de momento pegaditos a su culo sale Fer.
Cortamos tantos palitos como miembros de cordada hay, cada uno de una longitud y el que los expone oculta esa diferencia de largura, el protocolo dice que el que coge el más pequeño empieza, así que le toca a Fer empalmar los dos primeros largos que salen de V más o menos……(el problema es que a mi me tocará el panzón de 6c de la Chooperior y eso de momento me tiene un poco nerviosa)

Fer concentrado y disfrutando de las panzas

Otra perspectiva

Escalar con el pueblo tan pegadito a los mallos es siempre impresionante

una foto al pueblo desde las alturas

Después de haber calentado con los dos primeros larguitos, me tocan a mi otros dos larguitos un pelo más difíciles pero también muy disfrutones, la rutina es siempre igual, miro donde pongo los pies, engancho con valentía los brazos en la parte de arriba de la panza, subo y me hago bolita (esto de la bolita es made in Bordini que de esto sabe mucho), ecalo unos metros hasta la siguiente panza y ooootra vez….valentía, aunque más que valentía yo lo llamaría fuerza, arriba y bolita…. así que pasa….pues lógicamente que a una se le van poniendo los brazos al pil-pil, porque coco últimamente tendré bastante pero eso de la fuerza…..se hace lo que se puede.

Llegando a la reunión 

Un poquito más y ya estoy

Y ahora me toca mi turno…..

Me voy pa’ arriba a disfrutar de la escalada

Al final después de esos 4 primeros largos empalmados, Fer se hace el 6b de la Chooper y llega mi turno de las panzas y el panzón de 6c de la Chooperior; mira que salgo totalmente convencida… pero está claro que de donde no hay no se puede sacar y el panzón puede conmigo y tengo que sacar mis más ocultos recursos para salir de allí…ejem otro día os los cuento.

Yo en la panza…si es que «poli» y «pasto» (sease uno y otro de mis biceps) ya no dan más de si….

Después de este largo Fer culmino con un 6a+ de 52m que pone la guinda al pastel y de alli ya nos bajamos por la canal de rápeles de Riglos, nuestros amigos no pisaron la cima del Pisón pero preferimos no hacer el largo de V ponzoñoso que hay hasta ella y marchar ya a por los bocatas y latas!!!!

La línea de bajada de Riglos tiene su aquel, hay que tener mucho cuidado de no tirar piedras y entre rápeles y destrepes llegas al suelo

Último rapel

Gran día que disfrutamos con nuestros amigos asturianus, si es que parece que a los de esa zona los hacen de una pasta especial….la que crea buena gente de corazón.
Hasta la próxima. Un abrazo
Marta
760 View

Leave a Comment